ERAN TRES ALPINOS

24.09.2014 16:54

Los tres Alpinos

 

(Canción de marcha y “fuego de campamento”)

 

Eran tres Alpinos que venían de la guerra, (bis)
ría, ría, rataplán, 

que venían de la guerra.

 

El más pequeño traía un ramo de flores, (bis)

ría, ría, rataplán

traía un ramo de flores...

 

Y la princesa que estaba en la ventana, (bis)

ría, ría, rataplán,

que estaba en la ventana.

 

¡Oh! bello Alpino regálame esas flores, (bis)

ría, ría, rataplán,

regálame esas flores.

 

Te las daré si te casas conmigo, (bis)

ría, ría, rataplán,

si te casas conmigo.

 

Para casarme has de hablar con mi padre, (bis)

ría, ría, rataplán,

has de hablar con mi padre.

 

Buenos días señor Rey, me caso con su hija, (bis)

ría, ría, rataplán,

me caso con su hija.


Largo de aquí o te mando fusilar, (bis)

ría, ría, rataplán,

o te mando fusilar.

 

Yo no me voy si no es con la princesa, (bis)

ría, ría, rataplán,

si no es con la princesa.

 

Al día siguiente moría fusilado, (bis)

ría, ría, rataplán,

moría fusilado.

 

Y la princesa también murió de pena, (bis)

ría, ría, rataplán,

también murió de pena.

 

Y el señor rey se fue a morir a China, (bis)

ría, ría, rataplán,

se fue a morir a China.

 

                                                         Y al otro día los tres resucitaron, (bis)

ría, ría, rataplán,

los tres resucitaron.

                                                        

Así termina la historia del Alpino, (bis)

ría, ría, rataplán,

la historia del Alpino.